Quién soy

      Con residencia en Zamora, España, con disponibilidad para viajar a cualquier rincón del mundo.

      Enamorado del arte desde pequeño, de la fotografía, del video y de la música, el destino ya iba tejiendo lineas hacia lo que decidí ser hace años, fotógrafo. La magia de capturar instantes y hacerlos vivir eternamente es muy superior a cualquier otra faceta para mí.

      ¿Y por qué bodas? Porque en ese día se concentran situaciones altamente emocionales, muy positivas, y porque actualmente tengo la satisfacción de disfrutar enormemente de ser el responsable de congelar esos momentos. Recoger esos sentimientos para mí es un privilegio, obteniendo el mayor de los premios cuando la pareja ve el resultado, volviéndose a emocionar, y así conseguir que ese día siga vivo para quien vea el reportaje dentro de 10, 20, 40 o 70 años.

      La importancia de fotografiar emociones, la necesidad de contar en imágenes qué sentían los novios en uno de los días más importantes de sus vidas.

      La actividad que compagino con capturar bodas es el fotoperiodismo, colaborando con agencias internacionales, y dándole a esta labor la importancia que tiene en la historia. Documentar lo que ocurre en el mundo, intentar que una foto hable por sí sola, dicen que una imagen vale más que mil palabras, ¿verdad? Con publicaciones en The Wall Street Journal, The Guardian, NBC News, CNN, Huffington Post, Daily News, Revista Hola, Telva…

      Incansable en el aprendizaje de nuevas técnicas y conociendo dónde se encuentra la fotografía de boda en el panorama internacional actual y próximo, la intención es siempre superarme a mí mismo en cada nuevo trabajo, comprometiéndome en conseguir el mejor resultado.

      Gracias por querer conocerme un poquito más, ¿tomamos un café para hablar de vuestra boda o proyecto?. Un abrazo.
 
 

Manuel Balles